Un presente con mucha historia

San Crispino es una empresa que, desde hace más de medio siglo, fabrica el calzado artesanal súperacolchado San Crispino.

Su fundador, Don José Brienza, hijo de inmigrantes italianos, fue quien estableció la primera planta industrial. A través de los años, la empresa creció y se expandió a lo largo del país, y actualmente es conducida por la tercera generación de la familia.

A lo largo de su trayectoria, el Calzado San Crispino se posicionó a la vanguardia en el mercado argentino, y se consolidó como la empresa N°1 en la especialidad. A partir de un permanente desarrollo industrial, basado en una política de inversión en mejoras constantes, se afianzaron los niveles de competitividad, excelencia y liderazgo.

Como resultado de dicha política, la empresa posee en la actualidad un destacado nivel de evolución tecnológica, con maquinarias y equipamientos europeos que permiten alcanzar una producción de más de 6.000 pares semanales. Este desarrollo tecnológico se complementa con una permanente capacitación de su personal.

Como síntesis, el proceso de fabricación recoge las ventajas de la tecnología y de la producción artesanal. Así, se consolidan las más salientes virtudes del Calzado San Crispino: sus detalles “hechos a mano” y la calidad del equipamiento de última generación, la combinación perfecta para alzarse como la mejor opción en calzado femenino.

Nuestra misión
Ofrecer calzados de excelente calidad, cómodos, modernos y cuidadosamente diseñados, que promuevan el bienestar de las consumidoras, y estén elaborados bajo las más altas normas de calidad.

Nuestros valores

  • Trayectoria
  • Integridad
  • Continuidad
  • Profesionalismo
  • Solvencia
  • Compromiso con la calidad
  • Honestidad
  • Satisfacción del cliente